Una nueva propuesta de aprendizaje con Bedu Tech

No comments

Creemos firmemente en la efectividad del blended learning (aprendizaje híbrido) para aprender nuevas habilidades. Este tipo de aprendizaje consiste en que parte sucede en línea, y parte a través de la práctica presencial. De esta forma, aprendes de los mejores a través de un portal y refuerzas el conocimiento 

Melisa PérezUna nueva propuesta de aprendizaje con Bedu Tech
Leer más

Reinventar la educación tradicional

No comments

El control del conocimiento ha sido una activa fuente de poder desde el principio de nuestras civilizaciones. De regímenes militares a escuelas Montessori, los modelos educativos han evolucionado constantemente en busca del balance perfecto.

Ya estamos en 2017, ¿será que ya lo encontramos?

Melisa PérezReinventar la educación tradicional
Leer más

Las 3 razones por las que te conviene emprender en equipo

No comments

Cuando fundé mi primer startup hace 10 años, tenía muy presente el dicho común de “no trabajes con amigos”. Teníamos dudas sobre qué hacer, ya que el negocio lo lanzamos 3 amigos de la escuela, la amistad venía antes que el proyecto. Decidimos intentarlo, aunque teníamos el miedo de perder la empresa o la amistad.

Melisa PérezLas 3 razones por las que te conviene emprender en equipo
Leer más

Si quieres emprender, estas son las 10 preguntas que debes hacerte antes de iniciar tu nuevo negocio.

No comments

Empoderar y acompañar a nuestros estudiantes es el corazón de Bedu, por eso cuando nuestros estudiantes se acercan a nosotros por consejos, no sólo nos enfocamos en lo técnico, porque sabemos que ser emprendedor implica muchas cosas a nivel personal, familiar y, por supuesto, profesional.

Como emprendedor, uno de los mayores consejos que les hago es que analicen su situación personal y cómo un proyecto de emprendimiento puede cambiarles la vida. Ser emprendedor de éxito puede significar años de muchos retos, derrotas y poco reconocimiento.

Este artículo no pretende desanimarte, sino por el contrario, prepararte para lo que será la mejor aventura de tu vida. Por lo tanto, te recomendamos que te hagas las siguientes preguntas antes de decidir lanzarte a emprender un negocio:

  1. ¿Estás dispuesto (y puedes) enfrentar los riesgos financieros de emprender?

Más de la mitad de las empresas nuevas cierra dentro de los primeros cinco años, así que debes ser realista sobre los riesgos financieros que implica tener un negocio, y recordar que puedes perder una proporción importante de tu capital personal. Considera cuánto tienes para perder y cómo perderlo afectará tus otros planes personales (como pagar la colegiatura de tus hijos). Haz un análisis de la importancia de abrir tu negocio contra los sacrificios a los que te enfrentarás. Tampoco asumas que teniendo socios capitalistas disminuirás el riesgo de perder tu capital; menos del 10% del capital semilla de las empresas nuevas provienen de inversionistas, así que aun así deberás invertir tu propio capital. Un consejo para esto es conservar tu trabajo actual, mientras la empresa despega.

  1. ¿Estás dispuesto a sacrificar tu estilo de vida por muchos años?

Si estás acostumbrado a un salario estable, vacaciones una vez al año y seguro social pagado por tu empleador, debes saber que ser emprendedor no te garantiza nada de eso. Crear una empresa exitosa frecuentemente implica trabajar todos los días (incluyendo fines de semana) y reinvertir todas las ganancias en la empresa. Muchos emprendedores no se pagan un sueldo básico en los primeros años y no toman vacaciones hasta que su negocio funciona decentemente.

  1. ¿Tu pareja te apoya?

No hay que ignorar el peso que tiene sobre nuestras parejas el hecho de abrir una empresa nueva. Frecuentemente, cuando las empresas truenan rompen matrimonios también, e incluso, también los negocios exitosos pueden generar estrés de pareja, ya que los emprendedores dedican mucho tiempo y dinero a sus proyectos. Este dolor de cabeza puede evitarse siempre que hables con mucha claridad con tu pareja y familia sobre cómo el negocio puede afectar su vida, incluyendo el tiempo le vas a dedicar, los cambios en tus horarios, los riesgos financieros y los sacrificios.

  1. ¿Te gustan todos los aspectos de tener un negocio?

Más vale que te gusten esos aspectos, ya que en los primeros años de un negocio, los fundadores controlan todo, desde la facturación hasta el reclutamiento y el marketing. Algunos emprendedores nuevos se sienten abrumados porque pasan mucho tiempo en la administración y no en la parte del negocio que más les gusta. Prepárate para hacer tareas y pensar en cosas que nunca te imaginaste hacer.

  1. ¿Te sientes cómodo tomando decisiones improvisadas sin un manual?

Con un negocio nuevo, estás apostándole a muchas cosas nuevas y hay muchas decisiones que tomar sin un manual. Quizás no estés acostumbrado a esto si llevas mucho tiempo como empleado en una empresa u organización. Confía en tu instinto y prepárate bien, ya que habrá muchas ocasiones en las que tengas que tomar decisiones y nadie te va a decir qué hacer y cómo hacerlo bien.

  1. ¿Has iniciado proyectos por tu cuenta?

Una de las grandes diferencias entre un emprendedor exitoso y cualquier otra persona es su habilidad en implementar ideas. Puede ser que tengas una idea maravillosa, pero eso no significa que poseas esa mezcla de empuje, persuasión, liderazgo e intuición para hacer de una idea un negocio exitoso. Examina tu pasado objetivamente y observa si has asumido roles de liderazgo o iniciado proyectos por tu cuenta que demuestren que eres bueno en ejecutar ideas.

  1. ¿Qué tan persuasivo y buen expositor eres?

Casi todos los aspectos de ser emprendedor implican ventas. Tienes que vender tu idea a inversionistas y prestamistas; debes vender tu misión y visión a tus empleados; finalmente, debes vender tu producto o servicio a tus clientes. Para esto, necesitas buenas habilidades interpersonales y de comunicación para que puedas convencer a la gente de creer en tu visión lo más que puedas. Si crees que aún no desarrollas esas habilidades, te recomendamos que practiques por tu cuenta o pidas ayuda de alguien que creas que sí tiene esas habilidades.

 

  1. ¿Tienes alguna idea de negocio que te apasione?

Si eres emprendedor y cada mañana te levantas con mucha emoción para ir a trabajar, estás en el camino correcto. Si la idea de negocio te mantiene despierto y se te ocurren más ideas relacionadas, estás en la situación ideal de un emprendedor. Pero si no te emociona invertir tu tiempo en una idea, entonces tener un negocio va a ser un camino muy tortuoso. Si aún estás en búsqueda de la idea, es sabio encontrar un negocio con el que estés familiarizado y tengas experiencia; será más difícil ser exitoso si sabes muy poco sobre el tema.

  1. ¿Eres tolerante a la frustración?

Los emprendedores se enfrentan a mucha falta de incentivos: los compradores potenciales no devuelven las llamadas, los acuerdos se caen o te enfrentas a mucho rechazo. Se necesita mucha fuerza de voluntad y mucho optimismo para sobreponerse a los obstáculos y frustraciones. No necesitas ser tan duro como Steve Jobs, pero sí alguien que no se sienta derrotado tan fácil cuando las cosas no salgan como las planeaste.

  1. ¿Tienes socios?

A veces no tenemos todas las características para ser un emprendedor ejemplar, lo cual no nos hace un caso perdido. A veces no somos buenos en todo, sin embargo, tener un socio que compense por las cosas que no tenemos (pero que tenga el mismo entusiasmo que tú) puede mitigar los riesgos e incluso aumentar las probabilidades de éxito. Por ejemplo, alguien que le gusten los riesgos y estar en el ojo público puede encontrar a un socio que prefiera trabajar tras bambalinas. Sin embargo, elegir un socio no es tarea fácil. Muchas sociedades se separan debido a conflictos de todo tipo, desde actitudes sobre el dinero hasta mala comunicación y diferente ética de trabajo. Te recomendamos que si piensas tener un socio, inviertan un tiempo para definir cuáles serán los términos de su sociedad, y ver si sus expectativas son compatibles.

Melisa PérezSi quieres emprender, estas son las 10 preguntas que debes hacerte antes de iniciar tu nuevo negocio.
Leer más